lunes, 23 de marzo de 2009

Nuestros poemas

Aprovechando que el pasado día 21 se celebraba el Día Internacional de la Poesía, nosotros también hemos querido festejarlo trayendo a clase nuestro poema favorito para compartirlo con nuestros compañeros. Al final de cada lectura, que hemos saboreado con detenimiento, hemos comentado entre todos las palabras que nos trasmitían los poetas y hemos descubierto el gran sentido que muchas de ellas, a pesar de que hayan pasado los años desde su escritura, siguen teniendo. Aquí os ofrecemos algunos de nuestros poemas:


Pilar Martínez Pero nos leyó "Sopa de letras", de Ayes Tortosa:

Sopa de letras

Mi cabeza la sopera
de la sopa de letras
lleno el cucharón
LL,Q,I,N,
M,S,T,O,P
D,E,F,L
A,B,C
Sale una canción
FA,MI,SOL
FA,MI,SOL
SOL,FA,MI,RE,DO.
Magico conjuro
SARBALAP
SARBALAP
NE
DRATEBIL.
Un cuento al revés
TACIRUPECA,
TACIRUPECA
¿VAS DEDÓN
TONIPRATENTAN?
Revoltijo de letras
canción
conjuro
cuento
Mi cabeza la sopera
¿Quién maneja el cucharón
de mi sopa de letras?

Isabel Rodríguez seleccionó "Renglones al roquefort", de José Antonio Ramírez Lozano:

Víctor Fernández escogió el poema "¡A volar!" , de Rafael Alberti:

¡A volar!


Leñador,
no tales el pino,
que un hogar
hay dormido
en su copa
-Señora abubilla,
señor gorrión,
hermana mía calandria,
sobrina del ruiseñor.
Ave sin cola,
martín-pescador,
parado y triste alcaraván:
¡a volar,
pajaritos,
al mar!

María Prieto nos recitó uno de los poemas más bellos de Antonio Machado:


Yo voy soñando caminos

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!…
¿Adónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero…
-la tarde cayendo está-.
“En el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día:
ya no siento el corazón”.
Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.
La tarde más se oscurece;
y el camino que serpea
y débilmente blanquea
se enturbia y desaparece.
Mi cantar vuelve a plañir:
“Aguda espina dorada,
quién te pudiera sentir
en el corazón clavada".


Gloria Benítez escogió un poema de Manuel Altolaguirre, "Separación":


Separación

Mi soledad llevo dentro
torre de ciegas ventanas.

Cuando mis brazos extiendo
abro sus puertas de entrada
y doy camino alfombrado
al que quiera visitarla.

Pintó el recuerdo de los cuadros
que decoran sus estancias.
Allí mis pasadas dichas
con mi pena de hoy contrastan.

¡Qué juntos los dos estábamos!
¿quién el cuerpo? ¿Quién el alma?
Nuestra separación última,
¡qué muertefue tan amarga!

Ahora dentro de mí llevo
mi alta soledad delgada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada