domingo, 12 de febrero de 2012

¿ CÓMO CORREGIMOS?


        Llenar los ejercicios de nuestros alumnos de correcciones, señalar cada una de las comas de sus escritos no son las herramientas más eficaces para conseguir la corrección expresiva que, a fin de cuentas, es el objetivo que perseguimos en nuestras aulas. La corrección debería convertirse en un paso más del proceso de aprendizaje, eliminar el carácter punitivo que se ha otorgado al error ortográfico. Si añadimos la corrección como un paso más del proceso de redacción, favorecemos el interés del alumnado por sus propios errores.

      ¿ Corregir todo? Parafraseando a Cassany, “Corregir aquello que el alumno pueda aprender” . Proponemos el uso de una serie de signos que nos permitan “dar una pista” sobre el tipo de error ante el que estamos: acentuación, concordancia … y que sean los propios alumnos lo que finalicen la corrección de sus ejercicios.

A continuación os ofrecemos la plantilla que recogen las pautas de corrección que utilizamos en 1º y 2º de la ESO.



pautascorrección


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada