jueves, 22 de abril de 2010

Después de tan largo silencio, retomamos nuestra actividad bloguera de la mejor de las maneras posibles, con nuestro humilde homenaje al poeta Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento, y en la mejor de las fechas, el 23 de abril, Día del Libro.
Aquí van algunas de las presentaciones que mis alumnos de 2º de la ESO (LHEA) han hecho para celebrar este aniversario.


Me llamo barro aunque Miguel me llame.
Barro es mi profesión y mi destino
que mancha con su lengua cuanto lame.

Soy un triste instrumento del camino.
Soy una lengua dulcemente infame
a los pies que idolatro desplegada.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada